Big Bang Marvel

“Al principio sólo había oscuridad, y entonces se hizo la luz”. Citando (someramente) este famoso versículo bíblico podemos encontrar cierto paralelismo con el otro universo conocido, mucho más entretenido y extraordinario que el nuestro, aquel en el que todo friki de buena cepa vendería su alma y todos sus puntos de carisma, el Universo Marvel. Un universo que empezó como una mera singularidad en forma de rareza hace ya 14 años: “¿X-Men?, ¿Spiderman?, Meh!, ya pasamos por la dichosa moda con Batman, Superman y algún que otro “superpringao” de éstos y la cosa no duró demasiado. ¿Qué nos pueden ofrecer esta vez que nadie haya hecho antes?” Sencillo, todo un universo.


Ouuuuhhh Yeaaahhhh

Marvel ha conseguido trasladar toda su imaginería, del cómic a la gran pantalla. Al principio cada gran personaje de Marvel tuvo su propia película, su momento de gloria (Spiderman, Hulk, Los 4 fantásticos…). Pero los momentos de gloria son pasajeros, a alguien se le ocurrió ir un paso más allá, trascender el género de superhéroes que conocíamos hasta ahora, convertirlo al fin y al cabo en lo que ha sido siempre, según los cánones de Márvel, y eso es crear un universo entero para ellos, trascender (me gusta esta palabra) todas las películas, convertirlas en las piezas de un gran rompecabezas, el concepto de un universo compartido siempre había estado allí, pero no fue hasta que a alguien se le ocurrió que eso también podía funcionar en la gran pantalla.


“Nenes, se me ha ocurrido una idea”. Momento de iluminación de nuestro amigo Kevin.

El arquitecto de todo este plan a gran escala no es otro que Kevin Feige, productor ejecutivo y frikazo del 15 que ha cambiado el género (con permiso de Nolan). Todo empezó con Iron Man, a partir de ese momento, y base de pequeños guiños e interesantes escenas post-créditos se fue gestando y expandiendo, de manera cada vez más exponencial, un universo que ya tiene sello propio y que vio su punto culminante con la llegada de Los Vengadores. ¿O quizás no…?

Seamos sinceros, ¿quién demonios conocía la existencia de Los Guardianes de la Galaxia? ¿Una “space-opera” dentro del universo Marvel? Vale, suena cojonudo, pero después de los Vengadores no viene a cuento presentarnos a un grupo de mataos de una galaxia muy lejana que no conoce nadie. Al principio era bastante escéptico, lo veía como una forma gratuita de presentar más personajes aprovechando el tirón de Los Vengadores. La peña chunga a introducir, entre otros, son: Un tejón que habla, un árbol humanoide, una especie de luchador de lucha libre, Zoe Saldana cambiendo el azul Na’avi por el verde gamorriano y un cruce de Han Solo con toques de Kevin Bacon en Footloose, es decir, ¿EN SERIO!!?? ¿ESTAMOS LOCOS O QUÉ?


“Nosotros no tenemos un Hulk, tenemos un Groot. Chupaos esa!”

Por fortuna Kevin Feige sabía lo que se hacía, todo formaba parte del plan de dominación universal, y además nos lo fueron vendiendo de maravilla, ya antes del estreno había un “hype” enorme con esta película, y no ha defraudado a nadie. ¿Y cómo una película que en principio se percibía como algo raruno ha conseguido instalarse en nuestros corazoncitos de frikis y no tan frikis? Primero hace falta un director frikazo, del palo de Joss Wheedon o de Zack Snyder y darle completa creatividad a la hora de escribir el guión. Con Wheedon y sus Vengadores hicieron lo mismo, así que James Gunn le ha dado su sello intransferible al film. La típica historia épica (aquí no vamos a descubrir nada nuevo), con muchas reminiscencias “starwarseras” y con unos personajes creados con mimo y con un desarrollo brutal.

A diferencia de Los vengadores, un grupo de gente sobrehumana capaz de hacer cosas extraordinarias, Los Guardianes de la Galaxia son un grupo de inadaptados sociales, unos “pringaos” destinados también a hacer grandes cosas. Esto da más juego ya que nos podemos sentir más identificados con ellos, una auténtica panda de fracasados puteados por la vida, solitarios e incapaces de llevar una vida normal. En ese sentido le da un meneo a Los Vengadores, dónde todo era una lucha de egos. En GDLG (soy un puto vago, lo sé) están a vueltas con el concepto de amistad y familia, tema más que sobado pero aquí llevado con mucha elegancia. Por otro lado destacaría la manera en que han perfilado a los personajes, con sus maravillosas rarezas que los hacen tan encantadores, despojados de todo heroísmo, pero aún así capaces de salvar al universo entero.


“Y entonces le dije, voy a necesitar esa pierna ortopédica. Las risas que nos pegamos todos…”

Es probablemente la película Marvel más cachonda realizada hasta el momento, y a pesar de eso tiene momentos realmente emotivos. La manera en que StarLord, secuestrado de nuestro planeta cuando era un chavalín, se aferra a lo poco que le queda de su infancia gracias a un Walkman con grandes éxitos de los años del “catapúm” y sus desfasadas referencias pop, lo cual es entrañable e hilarante a partes iguales. Groot, una especie de Ent contrapunto a Bárbol (no habla demasiado), capaz de lo más entrañable o de aniquilar un escuadrón entero de enemigos. Mapache Cohete (Rocket Racoon), una abominación de la naturaleza con un sentido del humor cínico y bastante descontrolado, pero capaz de darlo todo cuando la situación lo requiere. Un pequeño peldaño por debajo dejo a Drax el Destructor, incapaz de entender las metáforas, y Gamorra, típica asesina a sueldo con síndrome de Elektra que quiere rebelarse contra su padrastro y torturador de la infancia, un tal Thanos.

En su conjunto tenemos una brillante película de entretenimiento, otra sacada de…poderío de Marvel, en un género en el que ahora no tiene competencia alguna, donde aúna el entretenimiento más fresco con personajes e historias alucinantes pero cercanas, con los que nos sentimos identificados y que lo pasamos mal cuando sufren y reímos (mucho), con la torpeza natural (encanto, según como se mire) de la que presumen. Feige da un salto cualitativo con esta película, da un paso más allá y expande el universo Marvel de manera exponencial, entrelaza tramas, complicando el asunto y perfilando el segundo advenimiento de los Vengadores, previsto para el año que viene. El universo no tiene límites conocidos, y Marvel parece que tampoco.

4 thoughts on “Big Bang Marvel

  1. Hombre! Ya echaba yo de menos algo de vida en esta web. :) Gracias, Alek, buen artículo. Solo un detalle: en el primer párrafo das a entender que “el universo Marvel” empezó con las películas hace 14 años. ;-P

    Yo soy Groot!

  2. I love GDLG!
    Las canciones del awesome remix están escogidas de maravilla, ese “Ain’t no mountain high” suena en la pantalla grande como si fuera una pieza digna de Mozart, en serio, me encantó esa mezcla de un mundo tan de otra galaxia con algo tan terrestre jijiji ! pensé este dire, está loco o es un genio.
    Me encanta esta cosa que no sabía definir muy bien, pero que Alek tan bien ha hecho!
    Como me gusta el mapache! y Groot!
    I love Kevin!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *