La Importancia del Nudo

Planteamiento, nudo y desenlace, son las tres partes esenciales a la hora de contar cualquier historia, ya sea en forma de libro, película, obra de teatro, etc. El planteamiento o introducción te presenta a los personajes y la situación en la que se encuentran, el nudo los desarrolla y los enfrenta a obstáculos que los hacen evolucionar y el desenlace es el final del camino de nuestros protagonistas, dónde se nos revela su destino. Triunfo o derrota. Victoria o muerte. Siempre he pensado que un buen final viene cimentado en base a una buena construcción y desarrollo narrativo que nos conduce a ese punto final, a ese momento decisivo, que muchas veces ni nos esperamos. ¿Os imagináis que Frodo lanza el Anillo Único al monte del Destino a los 20 minutos de película?, ¿que Obi Wan Kenobi le dice a Luke, nada más conocerse, que su padre es Darth vader?, ¿que los 300 (perdón, 299) espartanos murieran a las primeras de cambio tras la primera embestida persa?…Bueno vale, he dramatizado en exceso, pero para que veáis cómo cambia la cosa cuando lo que es un gran desenlace en sí mismo se convierte en una birria cuando se muestra a destiempo y sin un desarrollo previo. El otro día fui al cine y asistí a un caso de descomposición narrativa a una velocidad exponencial que no recuerdo haber visto nunca, salvo en películas de bajo presupuesto.


“He visto…el horror”

Los 4 Fantásticos es un caso digno de estudio por cómo se ha ido desarrollando todo. Estrenada entre historias y rumores que cuentan lo caótico que fue el rodaje y la post-producción. El director peleado con todos, el estudio tratando de tomar las riendas, los actores liándola parda en las redes sociales, y lo que se iba viendo en trailers y avances no gustaba en absoluto a los fans de estos superhéroes. Se preveía un fracaso de público y taquilla, pero ni el más pesimista podía imaginarse que acabaría convirtiéndose en un auténtico cataclismo: apenas un 8% de críticas positivas en Rotten Tomatoes (DragonBall Evolution tiene un 14%, para flipar) y batacazo de órdago en taquilla, con unos 42 millones de dólares recaudados, una cifra irrisoria tratándose de una superproducción hollywoodense. ¿Tan mala es la película cómo para justificar este despropósito?

Bien, lo cierto es que hay que tener varios factores en cuenta para entender esta debacle. Josh Trank, el director, no quería repetir los errores que se cometieron con las anteriores películas de “Los 4 Fantásticos”, demasiado ligeras e infantiloides, hechas casi sin ninguna pretensión. El director se mostró ambicioso y quería dejar huella, basándose más en los personajes del cómic moderno (Ultimates, creados por Mark Millar). Hasta aquí bien, pero lo que mosqueó a la gente fue el darle a estos superhéroes un toque oscuro, casi de película de terror, cosa que en el cómic nunca fue así. Y para añadir más oscuridad, el actor que interpreta a la Antorcha Humana es negro…(amenazas de muerte llegando en 3…2…1..). Personalmente este último cambio a mí no me molestó en absoluto, sigue un poco la linea actual de Marvel de modernizar sus personajes (Nick Furia negro, Thor mujer, etc.), y el tono más siniestro si estaba justificado tampoco lo veía como un drama. De todos modos estos cambios no gustaban para nada, los fans no identificaban a sus superhéroes favoritos, y aquí puede que tengamos la primera razón de la debacle: la predisposición de todos a despedazar el film. Era evidente que las pretensiones de Josh Trank eran altas, así que tenía que salir una obra maestra tipo Caballero Oscuro para que se salvase de la quema. Desgraciadamente, ni siquiera es una buena película. A partir de aquí toda ha ido de culo, cuesta abajo y sin frenos.


“¡Y os aseguro que vendré a castigar con gran venganza y furiosa cólera a aquéllos que pretendan envenenar y destruir a mis hermanos! ¡¡¡Y tú sabrás que mi nombre es Yahvé, cuando mi venganza caiga sobre tí!!!”
“Pero Samuel, que el chiste es bueno, que nos hemos reído todos caray…”

Me cuesta entender qué ha pasado. Lo que realmente me fascina es que la película funciona durante su primera mitad. Habéis leído bien. Sin ser ninguna maravilla, los minutos pasaban y la película ni me aburría ni me parecía ninguna aberración del inframundo. El desarrollo de los peronajes iba un poco a trompicones, pero pensaba “bueno, espero que la cosa mejore más adelante”, por lo demás, el ritmo algo lento, pero no me se me hacía pesado. La película iba bien y no entendía tanto revuelo destructivo. De pronto, justo a mitad de película, cuando acaba de tener lugar el evento principal que definirá la historia y cambiara a los personajes, aquel que nos introducirá en el nudo de la película, nos meten de golpe y porrazo una elipsis de un año. ¿Pero qué coj*%€$ estáis haciendo?!!


“Hemos contratado lo mejor de lo mejor para arreglar el guión”

Una elipsis a mitad de película de por sí no tiene porque ser malo, otras pelis lo han hecho y no queda mal (Agora), el problema es cuando de esta manera te saltas todo el desarrollo esencial de los personajes, de hecho a partir de este punto la historia pierde todo su sentido y credibilidad. Literalmente pasamos de la introducción al desenlace, sacrificando el nudo, y los efectos que tiene sobre la película son devastadores: personajes que han cambiado no sabemos muy bien porque, acciones sin sentido, desarrollo precipitado, etc. Mi sensación es que han contratado a Eduardo Manostijeras para tareas de montaje con la orden de acortar la película (unos 100 minutos de duración). La opinión generalizada es que la película tarda una eternidad en presentar a los personajes y para cuando tiene que pasar algo, se lo ventilan en apenas 10 minutos de batalla final, dejándote con una sensación de “¿cómo, ya está?. En ese sentido es el peor final que recuerdo haber visto en una película en mucho tiempo, no por el final en sí, sino en lo precipitado que resulta.

Dicho todo esto, Los 4 Fantásticos en lineas generales no es el bodrio que nos están pintando, ni mucho menos. Josh Trank se arriesgó y le salió mal, cierto. No cubrió las expectativas de los fans, que pueden ser muy crueles cuando algo no les gusta, eso unido a la pésima segunda mitad de película, han sido losas demasiado pesadas. Pero el reparto era bueno, el nuevo enfoque no me desagradó, y algunas escenas son realmente entretenidas de ver, todo lamentablemente eclipsado por el gran defecto de esta película. Hay que aceptar que una película sin nudo, como cualquier obra artística, estará cojeando. Te falta una parte esencial, la parte que desarrolla a los personajes, sus motivaciones, teje cada historia y las relaciona, sin todo esto, es imposible que la cosa funcione, por muy fantástico que seas.


“Tampoco hay que pasarse…”

One thought on “La Importancia del Nudo

  1. No puede ser que en una película de superhéroes lo peor sea cuándo consiguen los poderes.
    Se nota claramente que no han dejado contar al director Josh Trank la historia que quería contar. Eso te deja con ganas de saber cuál era, para bien o para mal, la verdadera película que quería mostrar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *